¿Cuál es la mejor manera de crear una web multiidioma?

Hoy en día, al poner en marcha un nuevo negocio, una de las cuestiones que toda empresa se plantea es la de tener su propia página web, de cualquier tipo, ya sea una web corporativa o una tienda online. Y, por supuesto, todo el mundo sabe que en función del número de idiomas en los que presentemos la información en nuestra web, llegaremos a más o menos clientes. Esto nos permitirá abarcar más posibilidades de negocio, especialmente si hablamos de una tienda online. De hecho, gran parte de los usuarios de Internet piensa que es más importante disponer de información en su propio idioma que tener acceso a buenos precios.

A pesar de lo anterior, hay que en tener cuenta una serie de cuestiones y evitar dejarse llevar por el afán de querer abarcarlo todo sin pensar en el cliente final. A la hora de llevar a la práctica el proyecto multiidioma debemos pensar que lo que consideramos una ventaja puede convertirse en un inconveniente e influir de forma negativa en la imagen de la empresa.

Crear web multiidioma

Si vas a lanzar una web multiidioma, te aconsejamos que sigas leyendo

  • ¿Tus clientes potenciales están en el extranjero? En primer lugar, determina tus objetivos y analiza si tus clientes potenciales son británicos, franceses, portugueses, etc., y traduce únicamente a los idiomas necesarios. La inversión en una página web con muchos idiomas suele ser elevada, no sólo por la necesidad de traducciones, sino por la implementación de los idiomas en la programación de la página web.
  • Si tienes una tienda online multiidioma, tienes que pensar que si tu catálogo es muy extenso y cambia a menudo, tendrás la necesidad de traducir contenidos continuamente. No basta con tener un sistema multiidioma en tu web, también necesitas actualizarlos y traducir el contenido al idioma que estés presentando.
  • ¿Vas a traducir todo el contenido de la web? Como comentamos en el punto anterior, piensa si realmente tu empresa o tú tenéis capacidad para mantener actualizdo todo el contenido que generéis. Es necesario detectar qué partes de la tienda online se deben traducir y cuáles cambian su contenido. Por ejemplo, la página de métodos de envío en español no tendrá la misma información que la página de métodos de envío en otro idioma, dado que el envío se realizará a otro país.
  • Evita los traductores automáticos. Cualquier usuario de Internet sabe cómo traducir una página a su idioma utilizando un traductor automático, pero también sabe lo mal que traducen estas herramientas en línea. La tecnología no está tan avanzada como para que en textos largos un visitante no detecte que tu página ha sido traducida utilizando estos sistemas. Si no quieres que tu reputación en Internet se vea perjudicada, te aconsejamos que contrates un servicio de traducción profesional para no cometer errores y evitar poner en juego la reputación de tu empresa.
  • Los usuarios que visitan tu web desde otro país ven la página en su idioma, por lo que pensarán que los correos electrónicos o las respuestas a sus preguntas se enviarán en sus correspondientes idiomas.
  • SEO para todos. Debemos traducir el contenido más relevante de la web, pero si la estructura no es del agrado de Google o las URL no se pueden cambiar para cada idioma, será muy difícil que se indexen en los motores de búsqueda. El traductor profesional puede ayudarte a implementar el SEO en el idioma necesario traduciendo palabras clave, descripciones, etc.
  • La elección del dominio es importante. Google distingue entre dos tipos de nombres de dominio:
    • ccTLD (nombres de dominio de nivel superior con código de país): Están vinculados a un país concreto (por ejemplo, .es para España, .mx para Mexico). Los motores de búsqueda lo consideran una indicación de que tu sitio web está enfocado a un país determinado.

    • gTLD (nombres de dominio de nivel superior genéricos): No están vinculados a un país en concreto. Algunos ejemplos son .com, .net, .org, .museum. Google los considera algo genérico, por lo que son ideales si nuestros clientes potenciales están en otros países.
  • La atención al cliente. Hay que ponerse en la piel del usuario extranjero, en la medida en que le pueden surgir dudas con respecto al producto o servicio, al envío de la compra y al proceso de devolución, entre otras cuestiones relacionadas con la web en general. Como es normal, esperará que se le atienda en su idioma para que no haya ningún tipo de problema, lo que significa que debemos disponer de personal capaz de resolver este tipo de dudas de la mejor manera posible.

En Traduspanish contamos con un equipo formado por traductores profesionales de diferentes idiomas y con todas las competencias lingüísticas necesarias para llevar a cabo a cualquier tipo de traducción web. A la hora de traducir, el traductor profesional considera el contexto, la finalidad, el público al que va dirigida la web, la cultura y las referencias semióticas de la cultura de origen y de destino, con el objetivo de ofrecer un servicio de traducción profesional para que el público comprenda perfectamente el mensaje que se quiere transmitir, sin dar lugar a interpretaciones erróneas.

Últimas traduciones

  • Traducción jurada - Certificado de nacimiento - De inglés a español
  • Traducción técnica - Manual de usuario - De español a polaco
  • Traducción jurada - Nóminas - De español a inglés
  • Traducción comercial - Presentación de empresa - De italiano a español
  • Traducción técnica - Manual de usuario - De italiano a español
  • Traducción jurídica - Sentencia - De español a rumano

Traduspanish

Traducción jurada, interpretación, transcripción de audio, revisión y corrección de textos en más de 15 idiomas.